lunes, 18 de junio de 2012

Banco Mundial insta a países en desarrollo a fortalecer su situación económica para capear crisis mundial

Ciudad de Washington, 12 de junio de 2012. Los países en desarrollo deben prepararse para un largo período de inestabilidad económica y volver a prestar atención a estrategias de desarrollo de mediano plazo, mientras se preparan para tiempos difíciles, advierte el Banco Mundial en la última edición del informe Perspectivas económicas mundiales (GEP, por sus siglas en inglés) de junio de 2012.
El resurgimiento de las tensiones en los países europeos de ingreso alto mermó los logros alcanzados durante los primeros cuatro meses de este año, cuando hubo un repunte de la actividad económica en general, además de menor aversión al riesgo de parte de los inversionistas. Desde el 1 de mayo, el nerviosismo de los mercados se propagó por el mundo entero. Las bolsas de los países en desarrollo y de ingreso alto han perdido alrededor del 7%, llevándose consigo dos tercios de lo ganado durante los cuatro meses previos. La mayoría de los precios de los productos básicos industriales se redujo, con caídas de 19%y 14% en el crudo y el cobre, respectivamente, mientras las monedas de los países en desarrollo han perdido valor frente al dólar estadounidense a causa de la huída del capital internacional hacia activos más seguros, como los bonos soberanos de Alemania y Estados Unidos.
Hasta ahora, las condiciones en la mayoría de los países en desarrollo no se han deteriorado tanto como en el último trimestre de 2011. Fuera de Europa y Asia central y Oriente Medio y Norte de África, las tasas de las permutas de coberturas por impago (CDS, por sus siglas en inglés), un indicador que refleja la confianza de los mercados, se mantienen a un nivel más bajo que en el otoño boreal de 2011.
“Los mercados de capitales y el ánimo de los inversionistas seguirán volátiles a mediano plazo, lo que dificulta la formulación de políticas económicas. En este contexto, los países en desarrollo deben enfocarse en reformas que favorezcan la productividad y la inversión en infraestructura en lugar de solo reaccionar a las fluctuaciones diarias en el entorno internacional”, señaló Hans Timmer, Director de Perspectivas económicas mundiales, del Banco Mundial.
El aumento de la incertidumbre se sumará a los coletazos de las actuales medidas de recorte presupuestario, la reducción del endeudamiento de la banca privada y las restricciones de las capacidades de los países en desarrollo. Como resultado, el Banco Mundial prevé que el crecimiento de estos países se ralentizará a un débil 5,3% en 2012, antes de repuntar a 5,9% en 2013, para alcanzar 6% en 2014. El crecimiento de los países de ingreso alto también será endeble, de 1,4%, 1,9% y 2,3% en 2012, 2013 y 2014, respectivamente, excepto en la zona del euro, donde el PIB se contraerá en 0,3% en 2012. En general, se espera que el PIB mundial aumente en 2,5%, 3% y 3,3%(1) durante ese mismo período.
Este escenario base parece ser el resultado más probable. Sin embargo, si la situación en Europa se deteriorara abruptamente, todas las regiones en desarrollo se verán afectadas. Los países en desarrollo de Europa y Asia central son especialmente vulnerables debido a que mantienen estrechos vínculos comerciales y financieros con la zona del euro. No obstante, los países más pobres también sentirán los efectos de la debacle, especialmente aquellos que dependen en gran medida de las remesas, el turismo y las exportaciones de productos básicos o que tienen un alto nivel de endeudamiento a corto plazo.
“En lo posible, los países en desarrollo deben actuar para reducir sus vulnerabilidades, por medio de reducir su deuda a corto plazo, disminuir el déficit fiscal y recuperar una política monetaria más neutral. De esta manera, tendrán más espacio para ajustar su política en caso de que las condiciones mundiales empeoren bruscamente”, agregó Andrew Burns, Gerente de Global Macroeconomics y autor principal del informe.

El informe completo y sus respectivas bases de datos están disponibles en www.worldbank.org/globaloutlook.

Datos destacados por región
Las proyecciones de crecimiento de cada país están disponibles en el informe en:


domingo, 18 de marzo de 2012

Advierte FMI de 'proteccionismo' y 'sobreentusiasmo' en América Latina

Estos son los grandes desafíos a medio plazo que encara América Latina, unidos a la adopción de medidas proteccionistas para compensar la ralentización de la demanda.

 El director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Eyzaguirre, advirtió hoy de que los dos enemigos que enfrenta el buen momento económico de América Latina son el 'sobreentusiasmo' y el 'proteccionismo'.

Eyzaguirre señaló que la situación en América Latina es 'soñada' si la comparamos con el pasado, y destacó las medidas 'macroprudenciales' adoptadas por la región para capear la crisis internacional.

Además, indicó que las previsiones del Fondo señalan que la región crecerá en 2011 a una media del 3,5 % y al 4 % en 2012, tasas que permiten controlar las presiones inflacionarias.
Pese a ello, subrayó, 'queremos prevenir contra el optimismo y la complacencia'.

A juicio del funcionario del FMI, estos son los grandes desafíos a medio plazo que encara América Latina, unidos a la adopción de medidas proteccionistas para compensar la ralentización de la demanda.

Eyzaguirre no citó nombres, pero en las últimas semanas los gobiernos de Brasil y Argentina han puesto en práctica diversas medidas comerciales, que han sido criticadas por algunos de sus socios comerciales como proteccionistas.

'El problema del proteccionismo es que es eficaz para salvar puestos de trabajo a corto plazo, pero a la larga se vuelve contra nosotros', agregó.

Eyzaguirre se encuentra en Uruguay invitado para participar en los eventos que rodean la Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se celebra hasta el lunes en Montevideo, con la presencia de la mayoría de los ministros de economía de la región.

El funcionario calificó el momento actual en Latinoamérica como 'más favorable que hace un tiempo', en gran parte impulsado por el 'alza de las materias primas y las condiciones favorables de financiación creadas por la política expansiva de los países avanzados'.

Asimismo, destacó que aunque también ha sufrido una desaceleración fruto de la caída de la demanda de Europa y EE.UU., en esta ocasión la economía latinoamericana ha demostrado una fuerte capacidad de resistencia, al contrario que en décadas pasadas.

Recomendó, pese a ello, prudencia fiscal y financiera al resaltar que 'las cosas se ven realmente mejores de lo que realmente son en las épocas de boom'.

http://sdpnoticias.com/nota/329749/Advierte_FMI_de_proteccionismo_y_sobreentusiasmo_en_America_Latina


jueves, 19 de enero de 2012

BM baja sus previsiones de crecimiento mundial al 2,5% para 2012


El Banco Mundial rebajó este martes sus previsiones de crecimiento mundial para 2012 al 2,5%, un recorte de 1,1 puntos porcentuales respecto a sus proyecciones de junio pasado.

Los problemas de deuda sin resolver en la zona euro y en los países ricos en general amenazan con generar más inestabilidad en los países emergentes, advirtió el informe.

La economía mundial creció un 2,7% en 2011 y debería recuperar un buen ritmo en 2013, con un 3,1%.

América Latina crecerá un 3,6% como promedio en 2012 respecto al 4,2% estimado en 2011 por el Banco.

"Los ingresos de muchos países de la región se han beneficiado de altos precios de las materias primas, y las perspectivas futuras serán vulnerables" al declive del crecimiento mundial, explica el texto.

"El crecimiento más bajo en países de alto ingreso y en China dañará las exportaciones, mientras que los costes de crédito y el capital internacional, más escaso, afectará al consumo privado y a la inversión", explica el informe.

Brasil crecerá un 3,4%, México un 3,2%, Argentina un 3,7%.

En general, todos los países en desarrollo "deben prepararse para más riesgos de regresión económica, ya que la crisis de la deuda de la zona del euro y el frágil crecimiento de diversas economías emergentes están oscureciendo el panorama a nivel general", advierte el texto.

Ese grupo de países de ingreso medio, entre los que destacan China, India y Brasil, crecerán un 5,4% mientras que los países de ingreso alto ostentarán una tasa del 1,4%.

La zona euro registrará un crecimiento negativo, del -0,3%, una drástica caída respecto al 1,9% pronosticado en junio de 2011.

"Los países en desarrollo deben evaluar sus vulnerabilidades y prepararse para más crisis, mientras todavía hay tiempo", advirtió Justin Yifu Lin, primer vicepresidente de Economía del Desarrollo del Banco, citado en el texto.

Esos países deben empezar a buscar el financiamiento anticipado para sus déficits presupuestarios y dar prioridad al gasto social e infraestructura.

El Banco propone igualmente que los países en vías de desarrollo empiecen a obligar a sus bancos a efectuar "tests" de resistencia, para comprobar el estado de sus cuentas.

El riesgo soberano de esos países ya ha empezado a aumentar, en 45 puntos básicos de promedio, a causa de la inestabilidad imparable en la zona euro.

El flujo bruto de capital hacia estos países cayó hasta los 170.000 millones de dólares en el segundo semestre de 2011, inferior a los 309.000 millones que recibieron en el mismo período de 2010.

afp_tickers